martes, 28 de abril de 2015

La cruda realidad de Óscar "Mexicano" Lagos

 Óscar, desde que tiene uso de razón, ¿cómo fue su niñez?

Mi niñez al final fue buena, todo era tranquilo, amigos, vecinos, potras, montañas, una infancia muy buena. Todo estaba relacionado con la naturaleza, crecí en El Hatillo y aún vivo aquí. Respirando aire fresco, todo era una maravilla.

¿Creció con sus papás?

No, para nada. Crecí con mi abuela, el amor de mi vida; pasó que mi mamá me dejó y a mis hermanos con ella, mi madre, desde que yo tenía dos años se fue en busca del sueño americano, así que fue mi abuela la que nos crio, era una dama, estaba pendiente de todo lo que podía pasar, ya sabes, ella nos enviaba a la escuela bien comidos, humildemente, pero bien alimentados y con la ropa bien planchadita. No se imagina la abuela que tuve.

Háblenos sobre ella

Me has roto el corazón, ella murió hace dos años. No debió preguntarme sobre ella. No te imaginas lo que sufrió mi abuela con todo lo que a mí me paso en el fútbol y en mi vida privada. Por todo lo que hizo por mí, sé que la defraudé, déjeme decirle que yo era capaz de dar la vida por mi abuela materna. Ella fue una dama, una señora muy íntegra.

Su madre, ¿qué papel jugo en su educación?

Ella tuvo que viajar hacia los Estados Unidos, se fue con la intención de trabajar y darnos una mejor vida, así como hacen muchas madres, incluso varias mamás de mis amigos del barrio se habían ido para la USA y ellos estaban bien, recibían remesas. Eso motivó a mi madre irse, pero se quedó viviendo mucho tiempo en México, en el Distrito Federal.

El apodo “Mexicano”, ¿de dónde sale?

Como mi madre se quedó viviendo en México, ella nos llevó a vivir allá, eso fue antes del Mundial de México 86. Vivíamos bien, todo era tranquilo, estaba bajo el mandato de ella, hice muchos años de escuela en el DF: estando yo en ese país, como yo siempre he sido metido, conocí un señor que me llevó a las inferiores del Atlante, estuve un buen tiempo allí. Pero había un problema, ir a entrenar con el Atlante me quedaba muy lejos.

Luego, ¿qué pasó?

Pues conocí a otro señor, que por cierto me había visto jugar y me llevó a los pumas de la UNAM. Le cuento que para esa fecha yo jugaba muy bien, era mejor que muchos jugadores originarios del país, lástima que estaba ilegal y luego tuve que regresar a Honduras, a El Hatillo.

¿Cómo se hace futbolista profesional?

Cuando yo regreso de México, que fue después del Mundial del 86, me voy a entrenar con el Melgar de la Liga Mayor, en ese año mi tío, Juan Cruz Murillo, que es hermano de mi mamá, y que había jugado el Mundial de España 82 y que tuve que identificarme con él. Eso me facilitó que el entrenador me diera oportunidad más que a otros. Pero le diré algo, si pesó que dijera que era sobrino de un mundialista, pero yo jugaba diferente, traía la escuela mexicana, era muy técnico y le iba a todas, estuve un buen tiempo en el Melgar.

Hablemos ya sobre su rol en el fútbol profesional…

Pasé al Real maya, en esa época había buenos jugadores, yo era muy joven, así como dije antes, mis condiciones y las ganas de ser como mi tío me llevó a esforzarme tanto, que rápido jugué y me dieron la titularidad, incluso, estando en el Real Maya, me convocaron a la selección mayor, tenía 22 años y pertenecía a la olímpica, sabe usted lo que es que te convocaran a la selección mayor en esa época, máxime cuando pertenecías a un equipo pequeño. Era bravo. Yo viví esa experiencia.

¿Fue larga su militancia en el Real maya?

Sí, estuve cuatro años.

Y luego, ¿qué?

Luego pasé al Motagua, mi ficha fue vendida en 500 mil lempiras, era mucha plata en esos tiempos, en 1994, al Real Maya le fue bien. Mejor digamos, a los dirigentes. En Motagua, al principio no ganamos nada, el técnico era el peruano Carlos Jurado, él tenía el equipo, no pasaba nada, lo tuvieron que cortar para que llegara “Primi” (Maradiaga), que por cierto hizo una reingeniería en el equipo, cortó a varios jugadores importantes, los medios de comunicación lo declararon loco, al final esa decisión que el profe tomó lo hizo ganar varios campeonatos, nunca visto en estos últimos veinte años del equipo.

Se sabe que no le gusta hablar del momento más triste de su vida, ¿hablaría de la Copa América del 2001?

Ese fue un torneo relámpago para nosotros, yo estaba de vacaciones cuando el “Primi” me llamó y me preguntó que si quería ir a la Copa América, ya que Argentina había decidido no ir, e incluso, la misma decisión había tomado Estados Unidos. Recuerdo que sin pensarlo dos veces dije que sí.

¿Le gustaría contar un poco más sobre ese torneo?

Sí, claro que sí, no tuvimos mucha preparación para ir a la copa, pero teníamos ganas de ir. Con eso bastaba, desde el avión supimos que podíamos hacer un buen torneo. Recuerdo que viajamos en un avión militar, luego llegamos a Medellín a altas horas de la noche, y a los dos días debutamos contra Costa Rica, perdimos en el debut, yo sabía que era una buena oportunidad para salir a jugar al extranjero, estaba muy metido. Era de los preferidos del “Primi”.

¿Qué fue lo más lamentable para usted en ese torneo?

(Silencio, segundos después)… ¡Salí positivo!

¿En qué partido le hicieron la prueba antidoping?

En el primer partido que jugamos contra Costa Rica. Seleccionaron a tres jugadores de ambos países y allí iba yo.

¿Jugó los dos juegos que faltaban?

Sí, los jugué, aún no llegaban los resultados, hasta ocho días después, justo para jugar contra Brasil, en la etapa final del torneos.

Hay muchas especulaciones sobre el origen de la sustancia que consumió, ¿dónde la consiguió?

Fue en el tiempo que (yo) estaba de vacaciones, no fue en Colombia, como muchos creen.

¿Qué había consumido?

Cocaína y marihuana.

¿Qué pasó en Colombia, una vez que se dio cuenta que salió positivo?

Lloré y lloré. Me encerré en mi habitación, pero siempre estaban mis compañeros pendientes de mí. Sabía que estaba acabado, cometí un grave error, incluso pensé en suicidarme, pero mis compañeros intervinieron. Pensé lanzarme del séptimo piso del hotel.

¿Siempre jugó bajo los efectos de la droga?

Sí, era normal para mí.

¿Qué onda con las pruebas de doping que hacía la Liga Nacional?

Eso no servía. Puras pajas. Además siempre lo hacían para las semifinales y hacían una gran propaganda.

¿Había otros jugadores con los cuales compartías sustancias prohibidas?

No, mentiría si menciono a alguien. Yo en mi rollo…

Le dieron dos años de suspensión, ¿recibió apoyo de su equipo o la misma Federación?

No. Me dejaron solo, tenía contrato con Motagua y se acabó, la Federación de Fútbol, ni pio. Los únicos que estuvieron conmigo fue mi familia. Mi abuela lloraba que no se imagina, en ese momento me cayeron las siete plagas de Egipto.

De joven llegó a la selección llamado por “Primi” Maradiaga.

Se metieron a robarme en la casa, se llevaron todo; tuve un accidente de tránsito que casi pierdo la mano, me hicieron siete operaciones para no perderla, luego recibí una puñalada de parte de un amigo producto de una broma. La pase muy difícil.

¿Cuál es la realidad de Óscar Lagos?

Estoy ubicando un trabajo, llevo un buen rato buscando y aún no encuentro, tengo que encontrar uno, ya que mi hija menor, que tiene 12 años, es diabética, los medicamentos son muy caros. Además he intentado viajar hacia los Estados Unidos y no he podido entrar, incluso, tengo casi tres semanas de estar en el país. El error que cometí en Colombia me ha llevado a poner orden en mi vida, ahora estoy limpio, tengo dos años de no andar en tonteras, además quiero reconciliarme con mi exesposa. Haré todo diferente.

Espero conseguir un trabajo y sacar el curso de entrenador, sé que me gusta enseñar, una vez que termine el curso trabajaré con niños de zonas conflictivas, les enseñaré a jugar fútbol.


PERFIL
Entrevistado: Óscar Abraham Lagos Núñez
Nació: 17 junio 1973, Villa de San Francisco
Clubes: Melgar FC, Real Maya, Motagua, Universidad, Atlético Olanchano, Valencia, Real Patepluma; Dragón (El Salvador); Real Estelí (Nicaragua).
Selecciones: Sub 20, sub 23 y selección mayor, eliminatoria rumbo a Japón y Corea 2002, y Copa América 2001 en Colombia.


(Cortesía: La Tribuna)

miércoles, 1 de abril de 2015

Israel Silva defenderá la camiseta de la selección de Guatemala

El delantero brasileño juega en el Motagua.
El delantero brasileño del equipo Motagua, Israel Silva, podría formar parte de la selección de Guatemala, según confirmó el propio futbolista, en declaraciones este día en la ciudad de Puerto Cortés.

Silva está a la espera de la convocatoria oficial para forma parte del seleccionado chapín, en el amistoso ante Uruguay y manifestó que le consultaron si quería forma pare del equipo nacional de Guatemala y respondió que sí.

Silva, nació en São Paulo, Brasil el 24 de junio de 1981 (34 años) es naturalizado guatemalteco y jugó por muchos años en el fútbol chapín, es el segundo mejor goleador de todos los tiempos del vecino país con 179 goles; ganó tres veces el título de goleo y dos campeonatos con el Xelajú.

de ser convocado, Silva podría formar parte del combinado centroamericano, que dirige el entrenador argentino Iván Franco Sopegno, en el amistosos será en la ciudad de Montevideo el 6 de junio, en un encuentro que le servirá al país sudamericano como fogueo antes de encarar la Copa América 2015 y al centroamericano para la Copa Oro.

lunes, 30 de marzo de 2015

Amado Guevara, el fichaje estrellado del Real Valladolid en 1995

Amado en el Valladolid de España.
Seguro que más de uno ojeando alguna guía sobre la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, torció el gesto cuando llegó a repasar la plantilla de la selección de Honduras.

"Guevara... a mí este tío me suena y no sé de qué". Pues hagan memoria y renaldinhos que ostentaba el club en aquellos días, como Carlos Pavón, Halilovic, Sandy o Chuchi Macón?, pues entre ellos también andaba un joven hondureño llamado Amado Guevara de apenas 19 años.

Nacido el 2 de mayo de 1976 en Tegucigalpa, aún no había dado el salto al fútbol de élite cuando se erigió en uno de los destacados de la selección hondureña en el mundial de Qatar celebrado en abril de 1995, lo cual sirvió de excusa al Real Valladolid para negociar con el Deportivo Motagua su cesión.



trasládense a orillas del Pisuerga allá por el verano de 1995, ¿tienen visualizado a Rafa Benitez dirigiendo al equipo con 20 kg menos a sus espaldas?, ¿ven la colección de

Bisoño e inexperto en exceso, lo cierto es que ni Benítez ni posteriormente Cantatore le otorgaron confianza, y el joven pivote saldó su experiencia en Pucela con unos escuálidos 8 partidos. Por fortuna el resto de su carrera le fue mejor.

De regreso al Motagua, "el Lobo", como suelen apodarle, progresó hasta convertirse en un hombre importante que condujo al club catracho a varios campeonatos. Quizá cuatro años después de su primera aventura en el extranjero estuviese más maduro para alcanzar el éxito en una liga más potente como la mexicana, donde se enfundó la camiseta del Toros Neza y del Zacatapec con desigual fortuna a principios de la década pasada. De ahí emigró a un equipo de cierto prestigio dentro del fútbol centroamericano como el Deportivo Saprissa de Costa Rica, pero seguía sin encontrar su sitio.

Con el paso de los años había ido adelantando su posición en el campo y no era extraño verle soltar destellos de gran calidad.

De hecho, desarrolló su carrera en la Major League Soccer de EEUU defendiendo los intereses de algunos de los equipos más potentes como el MetroStars, el Red Bull de New York, el Chivas de Los Ángeles y más recientemente el Toronto, donde por poquito coincide con Mista.

Su buen hacer le valió incluso el título de mejor futbolista y máximo anotador de la liga estadounidense en 2004. Pero al igual que daba muestras de clase, también sacaba a relucir su complicado carácter y su indisciplina con cierta frecuencia, lo que le valió algunas sanciones tanto en sus clubes como en la selección.

Andy Najar ventila su vinculación con el Arsenal inglés

Andy Najar es el mejor legionario del momento.
Poco a poco, Andy Najar se está haciendo tan valioso para la Selección de Honduras y el Anderlecht belga, en el cual tiene un trato de ídolo.

El volante catracho se erigió ayer como la figura en el triunfo 3-0 de la Bicolor sobre Guayana Francesa, un resultado que significó la clasificación a la Copa Oro 2015.

El exjugador del DC United de la MLS hizo un espacio después del partido y entre el corre corre de los autógrafos y las fotografías para hablar para contar sus planes, entre ellos la posibilidad de dar el salto a otro equipo europeo: Arsenal de la Premier League de Inglaterra.

¿Cuál ha sido la clave del éxito para Andy Nájar?

El trabajo. Si uno no trabaja, no consigue lo que quiere.

Cuando camina por las calles de Bélgica ¿cuál es el trato para Najar?

(Se ríe). No me gusta salir mucho porque la gente está loca. Siempre quieren fotos. La gente allá es muy apasionada por el fútbol. Mejor me quedo en mi casa, tranquilo.

Allá lo ven como un ídolo a pesar de su edad.

Creo que me gané un nombre en Bélgica. Eso me ayuda para seguir trabajando fuerte siempre.

He hablado con periodistas belgas y dicen que de lejos es uno de los mejores extranjeros que han llegado a la Jupiter League. ¿Qué opina?

(Se ríe de nuevo). Eso he escuchado allá también, que soy uno de los mejores extranjeros que han llegado al equipo. Gracias a Dios que me dio la oportunidad después de 10 meses de que no se me daba. Fui perseverante, se me dio la oportunidad y la supe aprovechar.

¿Cree que el técnico Besnik Hasi pueda retenerlo mucho tiempo?

No lo creo. Así como estoy jugando ahorita es posible que me vaya al final de la temporada, pero uno nunca sabe. Simplemente tiene que seguir trabajando.

¿En qué liga se ve entonces?

Me gustaría ir a la inglesa. Siempre he tenido un equipo en Inglaterra, el cual ha sido mi sueño. Sé que estoy a punto de cumplirlo; solo falta un poquito. Primero Dios voy a cumplirlo.

¿De qué equipo me habla?

Arsenal. Es el de mis sueños. Mantengo eso en mi mente.

¿Por qué no Manchester United o Manchester City?

Porque desde que estaba pequeño me gustó Thierry Henry. Cuando jugaba en el Arsenal; por eso siempre tuve ese sueño de llegar al Arsenal.

¿Los catrachos que están allí qué le dicen sobre la Premier League?

Que es una liga muy buena y competitiva. Que allá no hay equipo pequeño, por eso me gustaría rozarme con todos esos grandes jugadores.

¿Se ve triunfando en otro equipo europeo?

Sí, confío en mí. Sé de las cualidades que tengo y que al llegar a otro equipo grande voy a triunfar. Por las condiciones y por todo. Uno siempre tiene que ser positivo. Hay personas que te dicen ese equipo no está para ti o vas a estar en la banca y uno simplemente trabaja.

¿Se imaginó anotar en Champions, crecer futbolísticamente como lo ha hecho y sobre todo convertirse en pilar de la Selección?

Eso es todo lo que desea un jugador. Marcar en Champions League, que es una de las mejores competiciones del mundo. Uno siempre se imagina eso, pero todo tiene su momento. Gracias a Dios llegó el mío.

¿Qué sensación le dejó anotar en Champions?

Lindo. Cuando lo marqué lo celebré con todo. Y se lo anoté al Arsenal, mi futuro equipo.

¿Lo que le está sucediendo es una recompensa al esfuerzo?

Sí porque cuando uno se esfuerza Dios le tiene sorpresas a uno. Me he esforzado mucho.

¿Se siente agradecido con el fútbol?

Con el fútbol y Dios. Con mi familia también porque me ha apoyado en todo.

¿Cuánto más le queda de contrato con el Anderlecht?

Tres años. Tengo contrato hasta 2018.

¿Se va al final de la temporada?

Esa es la idea. Ojalá se dé la oportunidad y, si no, a seguir trabajando fuerte hasta que se dé.

¿Ya se queda corta la Jupiter League para usted?

Llevo casi tres años allá. La liga es muy buena, pero creo que sería bueno dar el siguiente paso a otra liga.

¿Qué le dice Besnik Hasi?

Es un técnico que me tiene mucha confianza. Incluso cuando sentí que andaba jugando mal, allí me dejaba jugando los 90 minutos. Esa es la confianza que un jugador necesita en los buenos y malos momentos. Ahora estoy recuperándome y llegando a mi mejor momento.

¿Está listo para llevar el peso de ser figura dentro de la Selección Nacional?

El peso lo tenemos todos. Creo que en la Selección tenemos jugadores experimentados como Maynor Figueroa y Roger Espinoza. La verdad es que todos nos tenemos que sentir así; solo yo no es justo. Todos tenemos esa responsabilidad.

¿Quién es Jorge Luis Pinto?

Es una linda persona, un gran entrenador. Tuve la oportunidad de conocerlo en Guayana. La verdad es que con él estamos para muchas cosas.

¿En qué ha cambiado el Andy Nájar que salió del DC United al de hoy en día?

En todo. En lo futbolístico he crecido, como persona he madurado. Me siento muy orgulloso de eso.

¿Cuál es su rutina en Bélgica?

Mi rutina es del entrenamie

¿Todavía come baleadas?

Sí. Me encontré con unos amigos en Bélgica que me llaman y me invitan a comer baleadas y pollo con tajadas.

¿Qué significa ver flamear la bandera de Honduras en Europa?

Es lindo porque en Bélgica no son muchos los hondureños que hay. Me encontré con unos amigos y los invito a todos los partidos que jugamos en casa. Allí tengo el apoyo de la raza hondureña.

¿A su hijo también le gustaría ser futbolista?

Sí le gusta. Va a cumplir dos años y ya le hace con la pelota. Mi hija creo que va a ser doctora porque es muy inteligente.

¿Qué mensaje les enviaría a los que quieren seguir su ejemplo?

En la vida siempre deseamos triunfar; lamentablemente no a todos se les da la oportunidad. Les digo que trabajen por su sueño porque de qué sirve que quieran algo, pero no trabajan. No lo van a lograr. Que siempre se entreguen al máximo por su metas.
nto a la casa. De vez en cuando me cocino algo.

Cortesía: La Prensa.

viernes, 27 de marzo de 2015

Periodista colombiana Alejandra Omaña se desnuda por ascenso del Cúcuta

Alejandra Omaña, periodista colombiana, prometió que si su equipo, el Cúcuta Deportivo, regresaba a la Primera División se quitaría la ropa y así lo hizo.



 El Cúcuta jugó el 2014 en la Segunda División y se convirtió en un serio candidato al ascenso, por lo que en 2015 disputó el partido por un lugar en la máxima categoría contra el Deportes Quindío y antes del encuentro decisivo Omaña prometió que si Los Motilones ganaban posaría sin ropa.

Los también llamados 'rojinegros' consiguieron vencer 4-3 en el global al Quindió para así regresar a la Liga Postobón, por lo que la periodista tuvo que cumplir su palabra y despojarse de sus prendas.




(Fotos: SoHo)